Finalista a premio de relato corto

“Hola señores. ¿Qué tal están? Yo llevo horas aquí, sentado en la orilla del mar. He venido hasta este lugar con un cuaderno y un bolígrafo porque quiero escribirles. Siempre he querido hacerlo, pero ahora que lo intento no sé qué escribirles. Esto es más difícil de lo que pensaba, hay mucho sobre lo que escribir, mucho qué decir; o quizá muy poco y por eso no sé qué contarles. Escribir no es fácil; vivir, tampoco… 
Quizá podría escribirles sobre la primera vez que vi el mar; fue hace años, cuando tenía doce. El mar era demasiado bonito para ser verdad, tan fuerte, tan rotundo. Al golpear contra las rocas sonaba como el rugido de mil tigres, y yo me sentí impresionado, desbordado. El mar, con su inmensidad, me enseñó lo pequeño que soy, diminuto, una gota de agua, nada más que una gota de agua en mitad de ninguna parte; pero donde el agua escasea, y aquí el agua escasea, cada gota es muy importante, más de lo que parece. Siempre me he dicho a mí mismo que soy más importante de lo que parezco ser, aunque sólo se fijen en mí las gotas de agua que están a mi alrededor. El mar es increíble, como todos nosotros, más de lo que parece ser…”.
Comienzo del relato “En la orilla del mar”

Quizá podría escribirles yo sobre la nada, ese vacío etéreo que todos alguna vez sentimos, pero prefiero escribir sobre las cosas que hacen de este mundo el lugar que es, un lugar a veces anodino y otras veces, como este rincón, inhóspito. Quizá sea por eso, sólo quizá, que mi relato “En la orilla del mar” es finalista del premio Joaquín Lobato 2017 de relato corto.

Y yo, padre de la criatura, encantado y orgulloso, comparto este pequeño éxito con todos vosotros.

Todo el que quiera leerlo puede encontrarlo en Amazon, en su versión en español y en inglés:

Inglés: myBook.to/Ontheseashore

Español: http://amzn.eu/2cbZT41

Muchas gracias a todos. Nunca dejéis de crear y soñar!!!! 🙂

 

Anuncios