Lo prometido es deuda…

“Una lágrima caía por sus facciones

ante la decepción de otra promesa incumplida…”.

Hace unos días os comenté que ante la fastuosa acogida que me habéis brindado iba a intentar, a modo de regalo, dejaros leer el relato que me hizo ganar un premio literario y recorrer alguna que otra Feria del Libro -sólo fueron dos, pero vaya dos: Bilbao y Madrid-.

Continuando con mi sinceridad, os confesaré que aunque todo eso de las firmas en Ferias y los premios os pueda parecer maravilloso, genial, estupendo, glamuroso, etc., no lo es tanto. En realidad, no son más que unas vivencias curiosas de las cuales lo único que conservo son algunas de esas típicas historias que contaré a mis nietos -si es que algún día tengo nietos, que ésa es otra!!!-.

Respecto del premio, recuerdo perfectamente cuando me llamaron: “Soy tal, de la Editorial Beta III Milenio, y… ¡Eres el ganador del concurso!”. Yo, para qué mentir, no sentí gran cosa; y si algo sentí, eso fue algo más parecido a una sensación de complacencia que a una sensación de alegría. ¿Por qué? Porque llevaba mucho tiempo diciéndome a mí mismo que valía para escribir, que todos los que se reían de mi “ingenuidad” e intentaban coartar mis sueños no tenían razón… Los que sois soñadores me entenderéis y lo sabréis: hay mucho “cabeza cuadrada” incapaz de soñar, incapaz de creer que existen otras formas de ver la vida alejadas de pasarse todos los días 12 horas en una oficina, incapaz de darse cuenta de que existen otros mundos. Esa gente es muy peligrosa, gente que no sólo no te apoya en tus proyectos, sino que encima no te para de poner zancadillas!!! Y ¡oye!, vale que tengas distinta visión de la vida que yo, pero al menos déjame vivir la mía en paz y tranquilidad!!! Menos mal que yo me los he “pasado por el forro” -con perdón-, pero sé que otros no tienen tanta fuerza de voluntad.

Así, el premio no fue para mí una alegría -bueno, sí lo fue, pero no sólo eso-, sino una confirmación de que había elegido el camino correcto. De esa forma me lo tomé, sin más!!

Y respecto de lo de firmar en una Feria del Libro, la verdad es que tiene mucha guasa, porque suena muy rimbombante e importante, y luego cuando estás allí no pasa de ser algo bastante cutre. Podría contaros anécdotas que demuestran el nivel de cutrez de estos actos, pero bueno, esto he de decirlo con la boca pequeña porque este año, gracias a la novela, me tocará volver. Así que… Shhhh!!!!! Jajaja.

No os aburro más. Como lo prometido es deuda, y yo cumplo mis promesas, os dejo el relato. He abierto una página en este blog, “Mezcla de lejía y crema” -título del relato-, donde podéis leerlo. No espero que os guste, sólo espero que os sirva de inspiración y de aprendizaje.

Un abrazo a todos!!

*Me tenéis que perdonar que haga un poco de publicidad de la Editorial y del libro, pero por condición del premio los derechos sobre el relato los posee la Editorial, y yo no puedo utilizarlo así como así. 

Anuncios

21 comentarios en “Lo prometido es deuda…

  1. Con mucho respeto y admiración para: Japfernandez. He comenzado a leerte y me gusta cómo escribes. Tengo que reconocer que siendo cierto lo que digo en el párrafo anterior, no lo es menos que, al placer que tu lectura le añado el que me da tu espontánea sinceridad. Tal vez porque coincide bastante con lo que pienso de mí mismo y de todos los que como tu y como yo, reconocemos nuestra valía y la exponemos a la opinión de los demás. No lo hacen otras gentes que se revisten de una falsa modestia que no es otra cosa que una refinada hipocresía, esperando que los demás los adornen de plumas multicolores. Sigue cosechando premios que son mucho más gratificantes que los cantazos. Un cordial saludo.

    1. Con el mismo respeto y admiración para ti. Muchísimas gracias por tus palabras. Para mí es un enorme placer compartir vivencias y pensamientos sinceros con mis amigos y mis lectores; saber que tanto mi prosa como mi sinceridad son apreciadas me genera enorme dicha. Eso sí es tremendamente valioso, el verdadero premio!!!
      Efectivamente, hay mucho hipócrita refinado esperando aplausos y palmadas en la espalda de otros que, a su vez, son aún más hipócritas que los primeros. Yo no. Lo que venga, vendrá, y seguiré trabajando junto a vosotros para recibir premios y aplausos verdaderos.
      Un cordial saludo.

  2. Qué puedo decirte que no sepas, que tu ejemplo es uno de esos que nos demuestran que los sueños se cumplen y que al final del túnel hay luz aunque algunos se jazten en afirmar lo contrario. Estoy convencida de que volverás a firmar a esas ferias con tu nuevo libro, así que para la próxima, un libro con todas las vivencias y anécdotas de cómo ser un escritor firmando libros y no morir en el intento…😀

    1. Mi ejemplo es de constancia y perseverancia, y de saber escuchar a quien debía escuchar -lo que implica lo contrario, saber no escuchar a quien no debía escuchar-. Siempre hay una luz al final de todos los caminos, sólo hay que tener paciencia.
      Claro que voy a ir a firmar… si hay lectores que quieran que les firme!!! Jajajaja.
      Lo del libro con anécdotas me lo apunto, porque alguna tengo muy graciosa, jajaja 🙂

  3. Me sabo al carro de los patidifusos, de verdad, ¡vaya esprint final el de tu relato!, sin quitar mérito alguno a la arracada. Creo que nos descolocaste, en muchos aspectos. Entiendo lo que te decías a tí mismo y, por supuesto, tambien me gusta la sinceridad, haya o no finales espectaculares de por medio. Un saludo de un (new) admirador.

    1. Agradezco enormemente tus palabras. Me alegro de que te haya gustado. Eso de descolocar… le ha pasado a mucha gente; el relato narra algo totalmente contrario a mi personalidad y forma de ser, lo cual le hace aún más curioso y sorpresivo. Ahí está la capacidad del escritor!!! 😉
      Saludos. Buena tarde!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s