El renacer de los tontos

“¿Has oído lo que ha dicho? Está totalmente equivocado.

Shhh!! Cállate, que por aquí se ríen del que sabe…”.

No me gusta hablar de cine. Ni de literatura. ¿Por qué? Porque sé, y cuando sabes de algo y hablas sobre ello pareces un pedante ante el que no sabe, y ese que no sabe salta ofendido contra tu cuello. Sí, en vez de aprender del tema y ganar cultura, el que no sabe la toma contigo porque se piensa que le estás dejando por tonto -una reacción tan curiosa que, al final, cansado de tanto “ofender”, te obliga a guardar silencio cuando alguien se equivoca y confirma, sin acritud, que efectivamente es tonto-. Supongo que es algo que nos ha pasado a todos.

Pero también sucede, a veces, cada día más a menudo, que el tonto ofende al que sabe. Y hoy NO VOY A GUARDAR SILENCIO. Me explico:

Ayer fui al cine y vi una película descomunal, una absoluta barbaridad. Su nombre: “El renacido (The revenant)“, la nueva película del mexicano Alejandro González Iñárritu, protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hardy. Pero como buen amante del cine, no vi una película; esto es, vi muchas cosas. Por ejemplo, vi un fascinante trabajo de fotografía -sé que entre mis seguidores hay muchos amantes de la fotografía; pues bien, deciros que probablemente ésta sea la película con mejor fotografía de los últimos 50 años, si no de todos los tiempos… Impresionante!!-; vi una interpretación antológica y sin fisuras -no es la mejor interpretación de DiCaprio, ésa es y será siempre su “Lobo de Wall Street“, pero sí va a ser la que le dé casi seguro su primer Óscar-; vi a un Tom Hardy demostrando que es un gran actor -cosa que yo también dudaba-; vi escenas que te roban el alma -el ataque del oso, la secuencia de la pesca, la del bisonte, la brutal escena del caballo, o la pelea del final, por citar algunas, todas rodadas con enorme realismo, sencillez y profundidad-; vi a un González Iñárritu en plena forma -quizá demasiado onírico y recalcitrante por momentos, pero ante esos travellings majestuosos y ese ritmo narrativo casi perfecto… se lo perdonamos!!!-; vi un trabajo de producción bestial -cuentan que la película ha tardado 10 meses en rodarse porque los 30 grados bajo cero que hacía en determinados momentos del día no les permitía más que grabar una hora y media por jornada!!-; vi algunas cosas más, pero tampoco es cuestión de abrumar al lector.

En resumen, vi una lucha del hombre contra la naturaleza, del hombre contra sí mismo, de la barbarie contra la inteligencia, un “peliculón” que te deja sin aliento. Eso fue ayer, porque hoy también me he quedado sin aliento, pero hoy ha sido un aliento de otro tipo, ese tipo aliento que te arrebata la ofensa. Tonto de mí, he entrado a leer la opinión que sobre esta película tienen en un importante periódico de este país, y me he encontrado con un artículo dedicado a hacer chistes sobre si el oso que ataca a DiCaprio también debería estar nominado al Óscar y no sé qué otras gilipolleces. Y a mí, qué queréis que os diga, me ha ofendido. Primero, me ha ofendido como amante del cine; y, después, me ha ofendido como persona, porque no puedo entender la manía de ciertos medios de comunicación -de la sociedad española en general- de darle pábulo a los tontos y de denostar a los brillantes. ¿Por qué siempre hacemos renacer la tontería?… Qué ascazo!!!!

*Os recomiendo a todos que vayáis al cine a ver “El renacido (The renevant)“. Aparte de porque es una fabulosa película, porque es de esas que tienen que verse en pantalla grande -si no pierde gran parte de su esencia y de su tremenda belleza-. Eso sí, una advertencia: hay escenas terribles que pueden herir la sensibilidad del espectador.


EL RENACIDO

SinopsisAño 1822. Hugh Glass -trampero y cazador-, se encuentra enrolado, junto con su hijo, en una expedición conocida como los “cien de Ashley” cuya finalidad es remontar el río Missouri hasta sus fuentes. Debido a un feroz asalto realizado por los indios arikaras, y para poder huir de ellos, la expedición se ve obligada a abandonar el río y adentrarse en los valles y montañas del territorio actualmente correspondiente a Dakota del Sur, momento en el que Hugh Glass es atacado por un oso grizzly. Al borde de la muerte, y ante el acoso de los indios, sus compañeros deciden continuar camino, abandonándole. Sólo su hijo y otros dos hombres permanecen junto a él, en espera de poder darle un entierro digno ante la que se cree va a ser su pronta muerte. Sin embargo, Hugh Glass se resiste a morir, lo que provoca que uno de los dos hombres asesine a su hijo y termine convenciendo al otro de que, ante la cercanía de los indios arikaras, deben dejar a Glass y huir. Medio enterrado, moribundo y abandonado a su suerte, poco a poco Hugh Glass va recuperándose hasta recorrer los más de 300 kilómetros que le separan del punto habitado más cercano.
Anuncios

19 comentarios en “El renacer de los tontos

    1. Gracias a ti. La fotografía es increíble, absolutamente mágica y enriquecedora. Cualquier cosa que pueda decir es poco. Y el ritmo narrativo, combinando lo visual con los diálogos, es muy bueno, casi perfecto.
      Gracias a ti por leerme.

  1. Pues me la apunto. Reconozco mi ignorancia en cuanto a cuándo es tan buena o tan mala una película, me pasa como con el vino, distingo los que me gustan de los que no, independientemente de lo que opinen los que entienden, aunque reconozco mi ignorancia y ni me ofendo ni ofendo a otros 🙂
    pero ante semejante descripción, me temo que voy a tener que verla sí o sí. Gracias por el consejo

    1. Si vas a verla, fíjate en la fotografía (colocación de cámaras, situación de personajes, combinación de colores, movimientos de cámara, etc.); es lo mejor que se ha hecho nunca. Y DiCaprio y Tom Hardy, extraordinarios…

  2. Sólo por eso iré a verla. Me fío más de tus sensaciones, de todo lo que te ha removido por dentro que lo que diga un “fulanito” por muy renombrado periódico para el que trabaje y es que, como a veces pienso, el mundo del revés…

    1. Gracias por tu confianza. La película es descomunal -lo de la fotografía es alucinante…aún no salgo de mi asombro!!-; eso sí, hay momentos muy duros, sobre todo la escena del caballo.
      Saludos.

      1. La fotografía es maravillosa; hay que verlo para realmente apreciarlo. De lo del clinex, más que para el “corazón”, se trata de escenas duras para el “estómago”…

    1. Aunque mi post no era una crítica de la película, sino de otra cosa, sí que es muy recomendable, un espectáculo visual y artístico. Y mejor verla en el cine, que en pantalla pequeña no se va a apreciar toda su grandeza y sus matices.
      Saludos 🙂

    1. Gracias por tus palabras. Mi post no es exactamente una crítica cinematográfica -si lo fuera lo habría escrito de otra manera-, pero, en efecto, la película es un espectáculo visual increíble. Merece la pena y mucho.
      Saludos y bienvenida.

  3. He visto la película y todavía estoy en shock.
    Impresionante en todos los aspectos. Se trata de una conjunción perfecta de equipo, localización, actores, argumento, escenas imposibles y, sobre todo, un canto a la fuerza de voluntad y lucha por la supervivencia.
    La fotografía te va fascinando desde el primer momento y se hace compañera de reparto y de butaca. Sencillamente genial!!!!.
    Es de esas películas de las que te acordarás siempre tanto de su nombre como de su argumento. Imposible que pase desapercibida…….
    Me ha encantado tu post, y no podías haber hecho una descripción más exacta, enhorabuena!!.
    Yo también la recomiendo en cine!!
    Un fuerte abrazo.

    1. Muchas gracias. A mí también me ha encantado tu comentario. La verdad es que González Iñárritu está en ese momento vital en el que cada cosa que hace y cada decisión que toma, por pequeña que sea, es siempre la más acertada posible.
      Un placer hablar de cine contigo. Un abrazo enorme!!!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s