EL ÁRBOL

Frente a mi ventana hay un árbol gigante. Abro hoy las cortinas y observo que ese árbol no tiene hojas, parece marchito, compungido, inerme y desalmado. El suelo está amarillo y un pequeño hilo de agua que cae por el tronco ha generado un charco junto a la base del árbol. No llueve; sólo hay frío, mucho frío en estas calles por las que nadie pasea. Veo un folio arrugado tirado al lado de un contenedor. El charco está a punto de hacerlo suyo. Todo es gris, y únicamente oigo el sonido del silencio. Me ha dado por pensar, ¡ya ves tú!, en por qué ese árbol sigue en pie cuando no parece tener razones.

Mi ventana, al trasluz, siempre ha sido un espejo…

Anuncios

4 comentarios en “EL ÁRBOL

  1. abuita

    Un árbol que no tiene hojas está pasando por un mal momento pero siempre sigue en pie para conseguir florecer y ser feliz. Sigue mirándote en el espejo de tu ventana y espera a la primavera…..

  2. Beatriz Gutierrez Peña

    Para llegar a ser gigante como el arbol, hay que pasar por muchas estaciones. Con su paciencia, el arbol verá llegar de nuevo la primavera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s