La propiedad conmutativa de las palabras

A Dios le dije adiós.

Adiós le dije a Dios.

Le dije adiós a Dios.

Le dije a Dios adiós.

A Dios adiós le dije.

Adiós a Dios le dije.

Pues eso… a Dios… o adiós…. ¡que ya no sé ni lo que digo!

Anuncios

Un comentario en “La propiedad conmutativa de las palabras

  1. Pingback: La propiedad conmutativa de las palabras | Agua seca y sal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s