Sueños

A veces miro hacia atrás, a la mochila de mi espalda,

y observo los sueños que guardo en ella, rotos y destruídos.

Luego miro al frente, sigo caminando, sin caerme, sin tropezar.

Continuo, miro a mi alrededor y descubro más caminantes,

más mochilas en las espaldas, pesadas, grandes.

Miro sus ojos, sus caras, sus manos, también rotos y destruídos,

y nunca me pregunto por qué esos sueños no se han cumplido,

sino por qué se tuvieron.

Fama

La muerte tiene mala fama,

y, en cambio, la vida tiene buena fama.

Definitivamente hay cosas

que no tienen explicación,

porque explíqueme la vida y que yo le entienda,

explíqueme la muerte y que yo le entienda,

explíqueme la fama y que yo no me vuelva loco.